secciones

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

La vida es cosa de dos


Froilán De Lózar
Publicista




El último viernes de Octubre de aquel año, por la mañana, las páginas 2 y 3 del diario "El Correo" estaban dedicadas a la petición angustiosa de un padre de familia que buscaba en internet para su hija una médula ósea. Los facultativos habían contactado ya con el Registro Español de Donantes de Médula Osea, promovido hace años por la Fundación José Carreras. El archivo está conectado con una bolsa mundial de donantes en las que están inscritos más de cuatro millones de personas de todos los países. Pero el asunto es complidado. Tremendamente complicado porque, la médula ósea de cada individuo es tan excepcional como sus huellas dactilares y ya los Portavoces de la Asociación Nacional de Transplantes han asegurado: "Es muy difícil encontrar dos personas que la tengan parecida".

Elena, la mujer de 32 años, con dos hijos, sana hasta la fecha en la que se la detectó la grave enfermedad, se somete a las preguntas del periodista con el mayor aplomo del mundo. Metido en la lectura, me detengo en una reflexión en la que coincidimos casi todos: "La muerte nunca llega a tiempo".

Cuando se quiere a los demás, cuando se ama la vida, a pesar de tantos tragos amargos y pisotones como en ella recibimos, uno se agarra fuerte a la barandilla y agradece la mano tendida de los demás; de los médicos, de los familiares, de los amigos...

Sólo en 1996 se realizaron en España 282 transplantes de corazón, 700 hepáticos, 1707 renales, 24 de páncreas y riñón y 76 de pulmón. La comunidad con más alta tasa de donantes por millón de habitantes fue Navarra, con un 45 por 100, seguida de Canarias, con un 35 por 100; Cataluña, 34 y en la parte más baja de la tabla aparece Castilla y León con un 19 por 100.

También aquí en Palencia los Medios de Comunicación le han dedicado un buen espacio al mundo de los Transplantes. Todos nos solidarizamos con quienes lo padecen, pero ellos no quieren lágrimas, ni compasión. Ellos quieren donantes. Necesitan a otro. Que alguien les preste su motor cuando se vaya. Que alguien les devuelva la esperanza. Y en esos anónimos salvadores reside la grandeza que a todos los demás nos hace falta. Porque lo entrega todo sin pedir nada a cambio y devuelve, además de la vida a quien la está perdiendo por un órgano agotado o enfermo, la esperanza a los demás.

Cuando el periodista Iñigo Domínguez le pregunta si ha cambiado su carácter, ella le responde de esta forma:

"No sólo han cambiado mis valores, también han variado los de las personas que me rodean. Ahora disfruto de las cosas más pequeñas. Antes discutía si alguien se me colaba en la compra. Ahora, en cambio, sonrío. Disfruto mucho más una reunión con los amigos, donde ya no miras tanto el reloj, o cuando paseas con los hijos. No le deseo a nadie que pase por lo que yo he pasado, pero te das cuenta de que la vida no es tan complicada: el trabajo, el afán de competitividad que he vivido hasta anteayer... todas esas cosas, al final, no merecen la pena. Lo triste es que tengas que pasar por una cosa de estas para darte cuenta". 





Cuaderno de @Froilán
De la sección del autor "La Madeja", para "Diario Palentino" y Globedia.

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.